Periodoncia

 

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a las piezas dentarias o las estructuras que las sustituyen y el mantenimiento de la salud, función y estética de estas estructuras y tejidos.En Clínica ABADÍA nuestro equipo de especialistas en ésta área son el Dr. Claudio Melej Gallardo, y la Dra. Lía González Jorquera. 

 

Boca Sana

  • La encía luce sana, firme y bien adherida, además no sangra y deberá de tener un color rosado.
  • Tener una boca sana es muy importante para poder masticar, hablar y lucir bien.
  • Además, la salud de los dientes y las encías puede afectar la salud de todo el cuerpo.
¿Qué causa las enfermedades a las encías?

Bajo ciertas circunstancias, por ejemplo, una inadecuada higiene oral o falta de limpieza entre los dientes, las bacterias que todos tenemos en nuestras bocas, se organizan y forman la llamada “Placa Bacteriana”.

La Placa Bacteriana es una capa prácticamente invisible de millones de bacterias que se pega a nuestros dientes y encías, desde donde invade y destruye.

La causa principal por la cual se producen las enfermedades de las encías es la Placa Bacteriana. Sin embargo, otros factores pueden contribuir a la gravedad de esta enfermedad, como es por ejemplo alguna predisposición genética, enfermedades de nuestro sistema inmune, cambios hormonales como el embarazo, utilización de anticonceptivos orales, fumar, y ciertas enfermedades tales como la Diabetes, Osteoporosis, etc.

¿Quienes se ven afectados por las enfermedades periodontales?

Las enfermedades Periodontales aún son un problema ampliamente distribuido en la población mundial. En efecto, desde la adolescencia la mayoría ya presenta algún grado de enfermedad, pudiendo ser desde una leve inflamación hasta una severa infección.Las enfermedades periodontales son crónicas, es decir, que en la mayoría de los casos son de lenta evolución, y no dan síntomas, como el dolor. Sin embargo, algunos signos nos deben poner en alerta, como es por ejemplo el hinchazón y sangramiento de las encías.

Gingivitis

La gingivitis es el primer estado de enfermedad periodontal, la cual es comúnmente causada por una pobre e inadecuada higiene, esto permite la acumulación de placa bacteriana en los dientes y encías.El sangramiento al cepillado es uno de los primeros signos de enfermedad de las encías.La gingivitis puede ser prevenida y controlada con chequeos dentales periódicos y una adecuada higiene (cepillado e hilo dental u otro método de limpieza entre los dientes).

Si la gingivitis se deja sin tratamiento, ésta puede progresar a una forma más grave, la Periodontitis.

Periodontitis

Es la segunda etapa de estas enfermedades, donde se compromete el hueso que rodea a los dientes. Las encias se recogen y en estados avanzados puede haber movilidad y separación dental, pudiendo llegar a la pérdida de dientes.Al pasar el tiempo, la placa bacteriana se calcifica, formándose el sarro dental, el cual se extiende bajo la encía, adhiriéndose fuertemente sobre la superficie de la raíz dentaria. La encía gradualmente se empieza a desinsertar (despegar) de los dientes, formándose el saco periodontal.El saco periodontal, corresponde a una profundización patológica de la encía debido a la pérdida de hueso causado por la placa bacteriana. Este saco puede tener profundidades variables, siendo imposible de limpiar por métodos convencionales (cepillado de dientes, hilo dental, limpiezas dentales superficiales, etc.).

La única manera posible de tratamiento del saco periodontal, es a través de limpiezas profundas bajo anestesia local. Incluso, a veces se hace necesario, debido a la complejidad y gravedad del caso, indicar cirugía de encías.

LA SALUD BUCAL DEPENDE DE USTED

Pérdida de dientes

La infección se mantiene, el saco periodontal se llena de pus y de bacterias, lo que eventualmente puede producir sensación de mal sabor y halitosis (olor fétido de la boca).La formación y profundización del saco periodontal, causa que los tejidos que sujetan el diente (ligamento periodontal y tejido óseo) se destruyan, pudiendo sentirse el diente móvil, que cambia de posición, se ve más largo por el recogimiento de la encía, puede doler al frío o al comer cítricos, llegando incluso hacerse muy difícil el comer alimentos sólidos, pronunciar algunos fonemas.Finalmente, el diente puede caerse espontáneamente, sin siquiera la mediación del dentista.

Es muy importante comprender que las enfermedades periodontales se pueden desarrollar con muy pocas o ninguna molestia, y cuando éstas se producen, lo que muchas veces es el motivo por el cual el paciente consulta con su dentista, ya se ha producido un daño importante.

¿Cómo es el tratamiento?

El Tratamiento comienza con educación sobre su enfermedad y motivación para que Ud. colabore a eliminar la placa bacteriana.
Luego, el tratamiento dependerá del estado de avance y gravedad de la enfermedad en el momento de su diagnóstico. En un estado inicial el dentista o periodoncista, pueden remover la placa y sarro dental.
Estos procedimientos de limpieza eliminan la infección y hacen posible que la encía nuevamente se adose al diente cerrándose el saco periodontal.

El paso más importante de todo tratamiento periodontal, es lograr que el paciente mejore sus hábitos de higiene y controle efectivamente la formación de placa bacteriana. Lograr detener y revertir esta enfermedad requiere un esfuerzo de equipo, donde el paciente y su dentista deben trabajar juntos para vencer.